La República Dominicana y Haití, son dos países que comparten una única isla: La isla de “La Española”. La República Dominicana posee dos tercios de esta isla del Caribe, Haití el tercio restante. Ambos países tienen una población de 10 millones de habitantes cada uno, sin embargo, el Índice de Desarrollo Humano de la Rep. Dominicana es de 0,715 en 2014, mientras que el de Haití solo es de 0,483.” El índice de Desarrollo Humano (IDH) es un indicador sintético de los logros medios obtenidos en las dimensiones fundamentales del desarrollo humano, a saber, tener una vida larga y saludable, adquirir conocimientos y disfrutar de un nivel de vida digno. El IDH es la media geométrica de los índices normalizados de cada una de las tres dimensiones.” (PNUD).La esperanza de vida al nacer en R. Dominicana es de 73,5 años frente a 62,74 años en Haití; el PIB per capita es de 6.737 dólares frente a 828 dólares ¿A qué se debe estas grandes diferencias entre dos países que, a priori, tienen las mismas condiciones geográficas?

Si analizamos la situación de ambos países en los últimos años, Haití ha sufrido grandes tragedias medioambientales: el huracán Mathew en 2016, o un terremoto en 2010. Por otro lado, en el estado colindante, no observamos un drama tan significativo, de hecho, tras el terremoto de 2010, la República Dominicana fue uno de los primeros países en ayudar a Haití.

Pese a esto, las relaciones entre ambos países distan de ser las idóneas. Desde la independencia de Haití en 1804 de Francia, han intentado con mayor o menor éxito el control de la totalidad de la isla. La existencia de una cultura, un idioma o un desarrollo diferente, ha impedido la consolidación de un solo estado en la isla. La República Dominicana fue un dominio español, mientras que Haití, desde finales del siglo XVII, se convirtió en una colonia francesa.

Haití fue el segundo país en independizarse en América, poco después de haberlo hecho EE.UU. A diferencia de este país, la independencia no fue bien acogida por la comunidad internacional, ya que surge como una revolución de esclavos, los cuales enarbolaban los lemas de la Revolución Francesa, adaptados a las condiciones en las que se encontraban. El bloqueo internacional al que se vio sometido supuso un endeudamiento enorme, y un contexto de guerras civiles y luchas de poder en la isla, tanto dentro de Haití como con sus vecinos dominicanos.

El siglo XX no fue mejor para Haití, la intervención de EE.UU en la isla y las dictaduras sufridas en la segunda mitad de siglo han llevado a la situación actual de este país. A todo esto habría que añadir la situación demográfica, con una mayoría de población de origen africano, pero de múltiples etnias, lo cual dificulta un sentimiento de homogeneidad. En la República Dominicana esta situación no se da, ya que viene dada por las diferencias coloniales que hay en la isla desde 1697. Haití no tiene una constitución dentro de un marco democrático hasta 1987, y no se consolida hasta 1994.

En la República Dominicana, la situación no ha sido la misma en la última mitad de siglo, pese a que en el año 1951 se inicia una dictadura (esto también sucede en Haití), en 1978 comienza una democracia que llega hasta nuestros días. En la década de los ´80, la República Dominicana no se encontraba en una situación económica positiva, al igual que la mayoría de las economías del Caribe. A partir del año 1992 la República Dominicana ha disfrutada de una situación de robustez económica, con bajas tasas de desempleo, una moderada inflación y un amplio crecimiento económico. De hecho en la segunda mitad de la década de los ´90 se convirtió en una de las economías con un mayor porcentaje de crecimiento, especialmente potente en construcción, turismo y telecomunicaciones. La situación en la República Dominicana dista de ser idónea, ya que se encuentra de número 101 en el ranking mundial de IDH y ha sufrido una grave crisis económica desde el año 2000. Sin embargo, su crecimiento ha sido notable, el IDH era de 0,570 en 1985 y hoy en día se encuentra en un nivel alto: 0,715.

Pero ¿por qué este crecimiento económico que ha habido en la República Dominicana no se ha dado en Haití? A parte del factor político y cultural que hemos mencionado anteriormente, hay otro factor de gran importancia. Haití al convertirse en colonia francesa, se convirtió en una colonia de explotación extensiva de café, añil y tabaco, a parte de la caña de azúcar que ya era un cultivo anterior, lo cual supuso una gran riqueza en el siglo XVIII, llegando a ser uno de los principales exportadores de estos recursos. En el largo plazo la tala extensiva de árboles tanto en época colonial, como en su época independiente supuso una enorme deforestación de esta parte de la isla, lo que la hace más débil ante catástrofes y supone un empobrecimiento del suelo, hasta el punto de que entre 1991 y 2001 se redujo en un 30% la producción de alimentos.

No solo las tragedias medioambientales han empobrecido Haití, sino que la situación ya era precaria en el país, estos desastres han supuesto una acentuación del drama humanitario existente en la zona occidental de la isla caribeña.

 

República Dominicana Haití
Población 10.528.391 10.711.007
PIB 67.103 millones U$ 8.877 millones U$
PIB p.c. 6737$ 828$
Esperanza de vida al nacer 73,5 años 62,74 años
Crecimiento económico (2014) 4,036% 2,177%
Crecimiento económico esperado (2018) 7,353% 2,7%
IDH 2014 0,715 0,483

 

Bibliografía:

Álvarez Cuartero, Izaskun y Sánchez Gómez, Julio. “Visiones y revisiones de la independencia americana. México, Centroamérica y Haití”. Ediciones Universidad Salamanca. 2003.

Bourne, J.K “Haití, el precio de la deforestación”. National Geographic (2008).

Lucena, Manuel. “Breve Histora de Latinoamérica. De la independencia de Haití (1804) a los caminos de la socialdemocracia”. Cátedra. 2007.

Ortiz López, Luis.A. “El español y el criollo haitiano. Contacto lingüístico y adquisición de segunda lengua”. Ververt Iberoamericana. 2010.

Young Philip and a staff team. “The Dominican Republic Stabilization, Reform, and grouth”. International Monetary Fund. 2001.

 

Fuentes Estadísticas:

Banco Mundial: http://datos.bancomundial.org/

PNUD: http://hdr.undp.org

 

Escrito por Fernando Fraguela Santiago. Graduado en Economía.