El Futuro de la Unión Europea

Nunca habéis visto a alguien tomar una decisión nefasta y pensado durante todo el proceso “¿es que no se está dando cuenta?”. En el caso británico, la respuesta llegó de forma casi inmediata.

En los días después del referéndum, numerosas cadenas salían a la calle a preguntar a la ciudadanía qué opinaba del resultado. El ambiente general era de sorpresa y de “no pensaba que fuera a salir el leave”; después de confesar que habían votado salir de la Unión Europea. Y es que por más que hubo sutiles señales de que tal vez no iba a ser una buena idea, véase la oposición de países como China, Japón, India, o individuos como Barack Obama (cuya influencia podemos estar todos de acuerdo en que no es asunto nimio), la gente seguía sin ser consciente de qué estaba haciendo. Dos días después de los resultados, Google hacía público el top de preguntas más buscadas dentro de Reino Unido después del referéndum. La primera era “qué supone salir del a UE”. La segunda: “qué es la UE”.

Por más que veo los episodios de The Daily Show y Last Week Tonight with John Oliver analizando el tema, no logro comprender la lógica de estas personas. Paso 1: voto salirme de la UE. Paso 2: ¿¡qué ha pasado?!

Una servidora se hallaba considerablemente sorprendida por dos razones. La primera, que no concibo a la gente realmente votando leave y luego diciendo “no sabía que esto podía pasar”. La segunda: el concepto que tenía sobre los británicos se ha roto para siempre. Los británicos. Esos que toman té y parecen tan delicados. Esos que organizaron un desfile y se desvivieron por decirle a Escocia que les iban a echar de menos si se marchaban. Tal vez William y Kate deberían haber organizado otro diciendo lo mucho que les gustaba la Unión Europea. Funcionó la primera vez.

Esos ciudadanos sobre los que se tiene ese concepto de refinada delicadeza han decidido que las pieles de otro color y los acentos de fuera de la isla manchan su buen porte. Así que deciden marcharse. ¿Alguien les ha explicado que salir de la UE no garantiza que se cierren las fronteras del país? ¿Alguien les ha dicho que si pretenden permanecer dentro del mercado europeo deben permitir el libre tránsito de personas y mercancías? Parece ser que no.

Pero tengo una corazonada. Theresa May parece dura de roer, pero hay cosas contra las que ningún jefe de estado puede luchar. Como los iPhones. Sí, sí. Los iPhones. En las horas posteriores a la publicación del resultado del referéndum la libra comenzó a devaluarse y apenas ha parado desde entonces. Cientos de empresas han subido sus precios paulatinamente para contrarrestar las fluctuaciones del mercado. Empresas entre las que se encuentra Apple. Reino Unido no ha salido siquiera de la Unión Europea y los macbooks ya cuestan un 20% más en la isla.

¿Están los ciudadanos dispuestos a esperar a ver cuáles son las consecuencias post-Brexit, visto cuáles son las pre-Brexit? ¿Puede la amenaza económica que se cierne sobre Reino Unido hacer que se reconsidere la decisión? Hagan sus apuestas. A la hora de la verdad, qué moverá más a Reino Unido: ¿el capitalismo o la xenofobia?

Escrito por la Asociación miembro UCM-MUN (Madrid)